40th_Anniversary_MC

Celebración del 40º aniversario de A Rocha

Gracias a las maravillas del Zoom, el 14 de septiembre nos reunimos más de 400 personas procedentes de 26 países, de Nueva Zelanda a Nigeria, de Singapur a Suecia, de Argelia a Corea y de muchos otros lugares. Algunos de nosotros éramos nuevos en A Rocha; más de 80 llevábamos implicados más de dos décadas, un número significativo desde el principio. Habíamos conocido A Rocha a través de amigos, libros, iglesias y conferencias, en vacaciones cerca de centros de A Rocha, en universidades y colegios y, en el caso de una persona, ¡por una pegatina para el parachoques!

Durante la hora que duró el acto, Peter Harris nos habló de los comienzos de A Rocha, recordó a los que hemos perdido en el camino y celebró todo tipo de acontecimientos destacados, desde el trabajo con la rana resbaladiza de Atewa hasta la floreciente red de grupos de Amigos de A Rocha y una reciente conferencia sobre educación medioambiental.

Cuando nuestro anfitrión, Graham Wright, pidió a los asistentes que compartieran una especie con la que hubieran trabajado en A Rocha o que les gustara especialmente, las respuestas no se hicieron esperar. La carraca europea Coracias garrulus en la Vallée des Baux, Francia; el sapo occidental Anaxyrus boreas (y los sapitos) en BC, Canadá; el búho chico Asio otus, anillado en Minet Country Park, Reino Unido; el algarrobo Prosopis sp. en los bosques secos de Perú; el pez guitarra halavi Glaucostegus halavi en el Parque Nacional Marino de Watamu, Kenia; la nutria Lutra lutra en Aammiq, Líbano. A Rocha siempre ha atraído a personas con un gran corazón para “todas las criaturas grandes y pequeñas”.

Aquí puede ver en video los mejores momentos de este acontecimiento especial (en inglés).

Kenya_story_MC

Un fructífero encuentro forestal

A Rocha Kenia ha estado trabajando para crear una reserva natural que proteja lo que queda del bosque costero de Dakatcha. Hogar de 13 especies incluidas en la Lista Roja de la UICN, este hábitat ha sido talado para obtener carbón vegetal, plantado con piñas y sometido a un intenso pastoreo de ganado vacuno, camellos, cabras y ovejas. El bosque está reconocido como Área Clave para la Biodiversidad y, sin embargo, sigue siendo uno de los diez focos forestales más amenazados del mundo.

En un reciente ejercicio de evaluación de hábitats, un voluntario de A Rocha llamado Eric Kinoti, junto con un explorador de la reserva de una comunidad local, se encontró con un grupo de pastores somalíes que preguntaron por qué no se permitía el pastoreo en la reserva. Eric cuenta lo que ocurrió a continuación:

“Tomamos la iniciativa de mostrarles cómo Dios ha dado a los humanos la responsabilidad de cuidar la Tierra, y por qué es responsabilidad de todos, sin importar la religión. También les enseñamos fotos de pájaros en Dakatcha. Reconocieron algunos e incluso nos enseñaron sus nombres en lengua somalí. Al final quedaron contentos y bastante satisfechos y prometieron difundir la información entre sus compañeros pastores. Es increíble ver el gran trabajo que hacen nuestros exploradores. A pesar de la barrera lingüística entre ellos y los pastores, al final cantan la misma melodía, de conservación y esperanza.”

Más información sobre la vital labor de A Rocha en la Reserva Natural de Dakatcha aquí (en inglés).

Photo credit: Andrew Simpson

¡Las arañas también importan!

Katipō Latrodectus katipo es la única araña nativa venenosa de Nueva Zelanda, clasificada como “en grave declive” por el Departamento de Conservación, y sólo una de las dos arañas nativas plenamente protegidas por la legislación neozelandesa. Es especialista en dunas costeras y su población ha disminuido drásticamente. Jim O’Malley ha estado estudiando las poblaciones de Katipō en las zonas costeras de Wellington y Wairarapa y compartió sus hallazgos en el Kōrero de Invierno del Grupo Local de Wellington de A Rocha en julio.

Las arañas pueden ser sensibles a la pérdida y degradación del hábitat. En el caso de las Katipō, la desestabilización de las dunas de arena costeras ha provocado una reducción masiva del hábitat apropiado. Ello se debe al pastoreo, a la competencia de una araña introducida accidentalmente, Steatoda capensis, al cambio climático y a la subida del nivel del mar, así como a las perturbaciones y la quema de vegetación que acompañaron a la colonización europea, seguidas de la silvicultura comercial en curso, el uso recreativo de los sistemas de dunas y otras actividades. La introducción del barrón Ammophila arenaria, una planta que estabiliza la arena, agravó el problema con el paso del tiempo: La hierba marram estabiliza inicialmente las dunas y proporciona un buen hábitat para el Katipō y sus presas invertebradas, pero con el tiempo puede llegar a ser tan densa que la construcción de telarañas se dificulta y la cantidad de presas disminuye.

En un estudio nacional de Katipō en 2002, se encontraron Katipō en cinco localidades costeras de Wairarapa. Esta cifra se ha reducido a dos. Sin embargo, se descubrió otra población en el puerto de Wellington. A través de la vigilancia sistemática, estamos encontrando números crecientes en estos sitios – un resultado alentador, a pesar de que hay menos poblaciones con el tiempo.

Especialmente preocupante es el creciente efecto del cambio climático y la subida del nivel del mar sobre estas poblaciones Katipō. Cuando las dunas delanteras tienen poca altura, las mareas de tempestad penetran en las zonas de dunas traseras arrasando todo lo que encuentran a su paso, lo que puede afectar negativamente a las poblaciones Katipō. Aunque, por supuesto, estos fenómenos se han producido históricamente, las mareas de tempestad han aumentado en frecuencia e intensidad. La metodología del estudio se ha modificado para medir estos factores y comprender mejor estos efectos.
Se han identificado dos lugares con dunas lo suficientemente altas como para resistir las mareas de tempestad, que se gestionarán como zonas de conservación de Katipo, donde la plantación, el control de depredadores y la mejora del hábitat maximizarán el número de Katipos en cada lugar. ¡La participación en las expediciones de seguimiento es bienvenida!

Natural Dye Canada

Artistas de A Rocha en todo el mundo

Todos tenemos un papel que desempeñar en la conservación de la creación de Dios, ¡incluidos los artistas! El arte es una poderosa herramienta para inspirar acciones en favor de la naturaleza, como este dibujo de un joven estudiante de A Rocha Kenia. Siga leyendo para conocer más actividades creativas que se están llevando a cabo este año en la familia mundial de A Rocha:

A Rocha Ghana – Sesiones artísticas sobre soluciones a la contaminación por plástico

A Rocha Ghana ha introducido recientemente sus “Sesiones artísticas sobre soluciones a la contaminación por plástico”, en las que visitan escuelas locales y dotan a los estudiantes de los conocimientos y habilidades necesarios para transformar el plástico cotidiano en obras de arte recicladas. A Rocha Uganda también anima a los jóvenes de las escuelas a pensar en formas alternativas de utilizar los plásticos transformando objetos como botellas de agua en cubos de basura, puertas, regaderas y mucho más.

Estudiantes ugandeses fabrican una papelera con botellas de plástico recicladas

¿Te inspiran estos jóvenes artistas y arquitectos? Tú también puedes ser un artista del reciclaje. Cindy Verbeek dirige Buck Creek Hatchery and Nature Centre, de A Rocha Canadá, en el norte de la Columbia Británica, pero también es una “upcycler” extraordinaria: “Me encanta coger lo que normalmente iría al vertedero y convertirlo en cosas divertidas, bonitas y prácticas que me ayuden a reducir mi impacto. También me encanta compartir y animar a otros a hacer lo mismo”. Aquí puedes ver una selección de los tesoros prácticos y decorativos de Cindy, incluido un cuaderno para escribir sobre la naturaleza. Cindy enseña a los niños a hacer estos cuadernos durante los campamentos de naturaleza de A Rocha NBC: utilizan páginas de revistas o calendarios para decorar un trozo de caja de cereales para las tapas, y luego encuadernan ellos mismos el papel interior. Este diario único les ayudará a seguir conectando con la creación.

Cindy Verbeek – Manualidades

Mientras que las manualidades de “upcycling” convierten la basura en tesoros, las manualidades con objetos naturales profundizan nuestro conocimiento de las cosas que crecen a nuestro alrededor. A Rocha Canadá ha organizado este verano dos talleres de tintes naturales con plantas que cultivan en la granja.

Foto por Nick Davis

¿Has probado alguna vez a fotografiar la naturaleza? Captar la belleza dinámica de la naturaleza que tenemos delante puede ser complicado, así que es fácil apreciar el arte de la fotografía de aves de nuestro cofundador Peter Harris y los retratos de animales submarinos del becario marino de A Rocha EE.UU., Nick Davis. 

Foto por Peter Harris – Pito real

Acciones creativas como estas hacen crecer el amor por el Creador y todo lo que ha creado. Si tú también te preocupas por la creación a través del arte, comparte lo que haces por la naturaleza en las redes sociales usando #IAmAConservationist.

Bounce-Back

Bounce back: ¿hay esperanza en el desastre?

Bounce back, la cuarta entrega de la serie de vídeos de A Rocha “Elementos de esperanza”, nos pide que examinemos dónde encontramos nuestra esperanza en medio de desastres medioambientales, como incendios forestales extremos o terribles inundaciones. La película explora la idea de “refugio”, definido como una zona en la que una población de organismos puede sobrevivir durante un periodo de condiciones desfavorables, especialmente glaciaciones e incendios. En el caso del Monte Saint Helens (Estados Unidos), tras la destrucción de los bosques por una explosión volcánica, los ecologistas se sorprendieron al ver que la regeneración era mucho más rápida de lo esperado. Lo atribuyeron a pequeñas bolsas de refugios que pudieron persistir y ayudar al resto del ecosistema a recuperarse.

Los bosques no se regeneran sin fuego y, al igual que nuestro camino personal con Cristo, nosotros también debemos afrontar desafíos y ser podados y refinados para crecer en nuestra fe. Amar la creación de Dios conlleva lamentos y angustia por las cosas que se pierden. Pero hay esperanza. Reflexionando sobre los devastadores incendios forestales de 2019, el director nacional de A Rocha Australia, Stuart Blanch, afirma: “La palabra de Dios nos señala la importancia del cuidado de la creación. Quiero ser optimista, no ingenuo, y esperanzado, decidido. Esa es la mentalidad que debemos tener. Si nos rendimos, perderemos más….. Los cristianos tienen que estar a la vanguardia del cuidado de la creación y la naturaleza. No es una distracción del Evangelio; es donde demostramos que estamos comprometidos a amar a nuestro prójimo y a Dios, que nos dio este buen mundo”.

Obtenga más información sobre cómo encontrar la esperanza en medio del desastre en Bounce Back y compártalo con su iglesia, escuela, estudio bíblico o grupo de jóvenes. Puedes encontrar la guía de debate adjunta aquí (en inglés) y descargar el vídeo de nuestro canal de Vimeo aquí.

Swiss dry meadows - ARCH

Una década de trabajo en los prados secos suizos

Al ver las imágenes de Suiza en las páginas web de turismo y en las cajas de bombones, se podría pensar que la fauna y la flora florecen en esta idílica parte del mundo. Lamentablemente, no es así. Las praderas secas, hábitat de más del 30% de las especies vivas del país, incluidas flores, saltamontes, mariposas, reptiles y aves, se han reducido en un 90% desde 1950 debido a la agricultura intensiva, la urbanización y la invasión de matorrales.

Durante los últimos diez años, A Rocha Suiza ha ayudado a agricultores y otros propietarios y operadores de tierras a gestionar las praderas de forma que se proteja la biodiversidad. Sólo el año pasado, A Rocha organizó 12 “jornadas de acción por la naturaleza” en las que 107 voluntarios retiraron plantas invasoras, desbrozaron arbustos y ayudaron a los agricultores a hacer sus tierras más aptas para especies sensibles. Además, realizaron inventarios de lepidópteros (mariposas), ortópteros (saltamontes y grillos) y flora en 11 parcelas de hábitat de pradera seca. Registraron un total de 71 especies de lepidópteros (16 de ellas incluidas en la Lista Roja suiza de especies amenazadas) y 29 especies de ortópteros (12 de ellas incluidas en la Lista Roja suiza). Los informes científicos y los datos del inventario se han compartido con los cantones y el Centro Suizo de Cartografía de la Fauna.

Ursula Peutot, Directora Ejecutiva de A Rocha Suiza, afirma: “Creemos que el trabajo que hacemos en las praderas secas es muy importante. No hay muchas organizaciones de conservación de la naturaleza que se centren en esta zona, y es importante para la biodiversidad en Suiza. También es clave el trabajo que hacemos con los agricultores y el contacto con ellos, para que reciban ayuda práctica para preservar la naturaleza y no se sientan los únicos responsables de la pérdida de biodiversidad, cuando es nuestra sociedad global la que les ha llevado hasta ahí”.

Beaver_top story

Siguiendo las huellas del castor

En 15 años de trabajo en el Valle de los Baux, A Rocha France había visto señales del castor europeo Castor fiber, pero nunca había podido observarlo. Cuando hace poco el equipo se topó con huellas frescas de castor, estaba decidido a encontrar a esta escurridiza criatura.

En Francia, el castor es un mamífero semiacuático protegido a nivel nacional. Durante mucho tiempo ha sido cazado por su piel y su carne, hasta el punto de volverse extremadamente raro. La destrucción o modificación del hábitat del castor por la construcción de presas y la urbanización de las riberas ha provocado una mayor regresión de su población. Hoy, gracias a las acciones de reintroducción, observación y protección de la especie y su entorno, la población de castores en Francia aumenta progresivamente.

Los castores son nocturnos, por lo que puede resultar difícil avistarlos. Las huellas que dejan nos alertan de su presencia, como árboles roídos y tocones podados tras alimentarse de madera blanda. Tras observar las huellas de los castores, el equipo de Vallée des Baux instaló dos trampas fotográficas. Al principio sólo captaron imágenes de aves y pantanos vacíos. Finalmente, al cabo de dos semanas: ¡éxito!

Las imágenes nocturnas muestran a un castor dándose un festín de madera durante casi una hora. En sólo cinco minutos, derribó un árbol y luego se puso a trabajar en ramas más pequeñas, utilizando sus diestras patas y sus grandes incisivos.

La actividad de los castores -tala de árboles y construcción de presas- crea un hábitat favorable para otras muchas especies: los insectos que viven en la madera se convierten en alimento para otras especies. Algunas aves anidan en las cabañas de los castores, y en su interior hay hábitat para otras criaturas como topillos y anfibios. Los estanques de castores también mejoran la calidad del agua y sustentan zonas ribereñas que ayudan a mitigar los efectos del cambio climático. Podemos aprender mucho de esta “especie de ingeniería” que transforma su entorno de forma que beneficia a todo el ecosistema, y estamos encantados de tenerlos como co-laboradores en la conservación del Vallée des Baux.

Puede ver las imágenes a distancia del castor de Vallée des Baux en el vídeo de A Rocha France:

Ed-Walker - still

Un nuevo Director Ejecutivo para A Rocha Internacional

A Rocha Internacional espera dar la bienvenida a Ed Walker MBE como nuevo Director Ejecutivo el 1 de septiembre. Tras una extensa búsqueda global, nuestros fideicomisarios decidieron unánimemente nombrar a Ed, seguros de que es la persona de Dios para guiarnos en la próxima temporada. Soohwan Park, Presidente del Consejo de Administración, afirma,

“Ed es un hombre íntegro, compasivo y visionario. Es alguien que obedece con valentía la llamada de Dios a responder a las crisis y que está respondiendo a la llamada de liderar A Rocha mientras desempeñamos nuestro papel para abordar las crisis medioambientales a las que nos enfrentamos. Estamos agradecidos a Dios por habernos traído un líder de su carácter y calibre”.

Tras haber fundado y, durante 13 años, dirigido la multipremiada organización benéfica para personas sin hogar Hope into Action, Ed tiene una sólida trayectoria en el desarrollo de organizaciones y equipos. En su anterior labor de ayuda en catástrofes con Tearfund pasó diez años en zonas de guerra, incluidos tres y medio en Darfur, donde fue testigo directo del horror de una “guerra de degradación medioambiental”. Como ornitólogo aficionado, líder de montaña con formación, buceador PADI y kayakista de mar, ama la creación de Dios y cree de todo corazón en la misión y la visión de A Rocha.

Ed afirma: “Es un gran honor haber sido nombrado para este cargo en A Rocha Internacional.

A Rocha es a la vez una historia asombrosa y también miles de historias individuales y muy personales. Reconozco el valor, el trabajo duro y la inspiración de muchos de los que nos han precedido

El trabajo de A Rocha está tan cerca del corazón de Dios: el medio ambiente, la pobreza, la vida sencilla, la denuncia, la justicia, la comunidad, la teología, la educación y la ciencia están todos intrínsecamente entrelazados con el mandato de Jesús de “predicar la Buena Nueva a toda la creación”‘.

Por favor, tengan a Ed y a toda la familia de A Rocha en sus oraciones, y únanse a nosotros para dar a Ed una calurosa bienvenida en septiembre.

Kruparna kids club option 1

Una invitación a la luz

El jardín de Krupárna, el centro de A Rocha República Checa en el norte de Bohemia, es un oasis de verdor: Los herrerillos Cyanistes caeruleus revolotean entre los arbustos autóctonos plantados, mientras que la lavandera cascadeña Motacilla cinerea caza cerca de los siete estanques, donde se alimenta de insectos e invertebrados de tipo acuático. A lo largo del arroyo que bordea el jardín, podrá ver un martín pescador, Alcedo atthis, o una libélula de vientre plano, Libellula depressa. Los tejones se han instalado junto a los montones de madera y maleza para reptiles, mientras que las abejas solitarias residen en el hotel de insectos de cinco estrellas. Los visitantes de dos patas también son bienvenidos: los niños aprenden sobre plantas y animales en su visita semanal al club, incluyendo qué plantas son comestibles y cuáles no. Todos los que pasen por el sendero del bosque están invitados a detenerse y disfrutar del jardín, un testimonio sin palabras del amor de Dios.

Recientemente, el jardín resonó con el entusiasmo de los alumnos y sus profesores cuando siete colegios participaron en una “Olimpiada Ecológica”, un concurso medioambiental de dos días organizado por A Rocha República Checa a petición del gobierno local. Jana y Filip, dos de los educadores medioambientales de A Rocha, pusieron a los equipos a prueba sus habilidades de identificación en botánica, aves, mamíferos, insectos, biodiversidad y protección de especies.

Al caer la tarde, se invitó a los “olímpicos” a unirse a una vigilia con velas de esperanza para sanar nuestro mundo roto. Comenzando en la oscuridad, la gente leyó pasajes bíblicos y textos medioambientales, acompañados por la música de Taizé. Poco a poco, se fueron encendiendo velas que brillaban mientras se leían las palabras de Jesús: “La luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la han vencido” (Juan 1:5). El segundo día, los alumnos crearon hábitats diseñados específicamente como zonas de anidamiento o refugio para aves, reptiles e insectos, habiendo investigado el estilo y los materiales apropiados que debían elegir. Estas asombrosas estructuras forman ahora parte del jardín, un recordatorio de que Dios nos llama a la luz y a trabajar juntos por un mundo sano.

Project output in Ghana

Movilizar los datos para la acción

       

El proyecto de dos años GBIF de A Rocha con 11 socios en cuatro países africanos llegó a su fin en abril de 2023, integrando datos en acciones de conservación en cuatro paisajes forestales africanos. ¡Y eso es sólo el principio!

En Ghana, los datos sobre biodiversidad digitalizados para el bosque de Atewa contribuyen al conjunto de pruebas disponibles, que sirven de base al proceso judicial dirigido por A Rocha Ghana para la protección de Atewa, así como a posibles oportunidades futuras de sustento (por ejemplo, el cultivo de setas).

En Nigeria, este proyecto está sentando directamente las bases para la conservación de los bosques remanentes de Kwande Obanliku, relativamente desconocidos e indocumentados, aunque la agitación previa y posterior a las elecciones haya perturbado las esperanzas de difusión. La publicación de los datos en GBIF ha elevado sustancialmente el perfil de estos bosques y ha puesto de relieve la necesidad de seguir investigando en ellos.

En Uganda, la frustración real de no tener acceso a los seminales informes forestales de 1990 para informar sobre el trabajo de conservación actual en torno a West Bugwe se vio aliviada por este acceso digital, que informa sobre la restauración actual de este bosque degradado.

Y en Kenia, la defensa de la protección del paisaje de Dakatcha (una zona clave para la biodiversidad clasificada por Birdlife International como “en peligro”) se ha visto reforzada con la publicación de importante información sobre biodiversidad que pone de relieve la presencia poco conocida de especies en peligro en este paisaje ante audiencias y responsables políticos de todo el mundo (por ejemplo, la asociación BirdLife, la Secretaría de la KBA y el CEPF).

A Rocha Internacional fue un actor clave en la coordinación de este proyecto. Desde el punto de vista organizativo, todos aprendimos a trabajar juntos en el marco del Programa Forestal Africano: ¡quizá sea la primera vez que cinco organizaciones de A Rocha trabajan juntas en un proyecto financiado! Aprendimos más sobre los paisajes que intentamos conservar y renovamos nuestro compromiso de recopilar datos de alta calidad. El proyecto ha permitido organizar, limpiar y poner a disposición del público en la plataforma de GBIF una cantidad sustancial de datos que antes estaban enterrados y no estaban al alcance de las comunidades conservacionistas, científicas y de toma de decisiones, lo que ha reforzado los argumentos a favor de la conservación de estos paisajes y nuestro papel a la hora de apoyarla. Esto va a ser fundamental para la conservación de varios de estos lugares en el futuro.